Tuesday, January 29, 2008

Luces para pensamientos sombríos

Luces de hadas

La otra noche fui a un barrio rural al otro lado de Zaragoza. De camino tenía la sensación de que si cerraba los ojos estaría en casa en Nueva Zelanda. Había pasado una semana difícil, con bajos muy bajos y altos muy altos. Creo que en parte porque me cariño de mi casa.

En el coche también podía ver las luces de Zaragoza, me recordaban a las luces de Auckland, cuando volvemos después de cenar en casa de mi abuela. El viaje fue agridulce, iba con personas a las que quiero pero me acordaba de que estoy muy lejos de otros seres queridos.

Fairy Lights

The other night I went to a little village on the other side of Saragossa. On the way there I had the sensation that if I closed my eyes just enough I was home in New Zealand. I had had a difficult week – with low lows and high highs. In part I think because I am home sick.

In the car I could also see the lights of Saragossa, it reminded me of the lights of Auckland, driving home from a dinner at my grandmas. The trip was bittersweet, I was with loved ones but was reminded that I was so far from other loved ones.

1 comment:

m said...

A veces me pregunto que se queda de nosotros en los lugares que dejamos, ademas de nuestros seres queridos. Esa sensación de desorientación, cuando una luces de un lugar podría ademas ser las del el otro lugar.......
¿ estas mejor?
Un besito para Pippi
mua mua mua