Saturday, November 3, 2007

Humo

Lentejas quemadas

Hoy he quemado las putas lentejas. No hay nada peor en el mundo que el olor del humo mezclado con lo que estás cocinando. Bueno, hay cosas peores: por ejemplo, despertarse junto a tu pareja muerta, perder un brazo, no tener casa, etc. Pero hoy, cuando lo que más me preocupaba era cocinar las lentejas a la perfección, removerlas a intervalos regulares, cuando la cocina olía a lentejas y pensaba en lo magnífico que sería comerlas después de comer basura durante días, encontrarlas explotando y expulsando humo ha hecho que mi mañana terminase con un arrebato de mal humor e ira contra el mundo.

Burnt Lentils

Today I burnt the fucken lentils. There is nothing worse in the world than smelling smoke tainted with what you are cooking, well there are worse things; for example waking up next to your dead partner, loosing an arm, being homeless etc. But today, when all that occupied me was cooking the lentils to perfection, stirring them at regular intervals, having the smell of them fill the kitchen and thinking how great it would be to eat them after days of eating rubbish, then to find the pot expulsing bursts of smoke ended my morning in a fit of bad temper and anger at the world.

5 comments:

Javier López Clemente said...

Una cuestión práctica antes de leer el texto: Yo utilizaría una cacerola más bajita para cocinar las lentejas.

Salu2 Córneos

Javier López Clemente said...

Estoy de acuerdo: El olor a lentejas en puchero es magnífico, me recuerda a mi madre. Ella hacía unas lentejas con arroz dignas de mesas celestiales.

Salu2 Córneos.

Pippi Tetley said...

Gracias por tu consejo, la proxima vez que cocine lentejas, probare una cacerola más bajita. Las lentejas es una plato que me encanta.

Anonymous said...

mmmmmmm We'll he aha te mea cacerola mas bajita. a what casserole?

Pippi Tetley said...

Ummmm no entiendo ¿qué quieres decir?